MARTA OLIVERI ESCRITORA
 
  ANTOLOLGÍA DEL DESAMPARO libro1º
  Las palabras del loco...
  Elogio a La Locura I
  “INRI” .Foto Raul Villalba
  Elogio a la locura II
  ELOGIO A LA LOCURA lll
  Aquellos locos no “;egregios”;
  Pinceladas
  VINCENT
  ALEJANDRA
  Segundo poema
  EPÍLOGO
  EL ÚLTIMO SENTIDO DE NOMBRAR : Foto Raul Villalba
  A quién estoy diciendo
  Haikus
  Semblanza
  Dios subterráneo
  LLega un punto...
  Sigilosamente
  Pequeña plegaria
  Debes rescatar lo acontecido.
  El Poeta ha dado a luz el desamparo
  Neología
  LAS HIJAS DE LILITH
  Rebelión
  Niña Monstruo
  El Último sentido de nombrar. Foto Raul Villalba
  Lilith
  REBELION DEL ANGEL
  DE REBELION DEL ANGEL : Tuve un Sueño
  Plegaria para mi nombre
  REBELION DEL ANGEL El Nuevo Templo
  REBELION DE ANGEL 1
  EL OTRO INFIERNO
  2ª parte del OTRO INFIERNO
  Fin de ANTOLOGIA DEL DESAMPARO
  Dejaré este mundo despojada
  Obra completa de Marta Oliveri
  ANSIAS DE MORIR (monólogo)
  Libro de visitantes
  Lista de links
  Mejores Fografos
  Elogio a la Locura
EL ÚLTIMO SENTIDO DE NOMBRAR : Foto Raul Villalba




Ha sido de su siglo

silenciosa testigo



RETRATOS

 


Cuánto es lo que nombre

 

Cuánto es lo que nombre de ser da su sentido

valor de  inmensidad

o angostura a la muerte.

 

Apóloga de la renuncia

tú lo sabes,

has dado fin al sol,

al criterio mágico de lo diáfano,

al criterio mágico de la sombra.

Y también negaste al pájaro:

ese verbo infantil que vuela

en todo sitio

Felices para  siempre

tu sed de eternidad,

de princesita en puntos suspensivos

hacia un castillo en cuandos...

nobleza inaccesible.

 

Hoy la fiebre te apresa

vigía de tu cuerpo...

tu adolescencia te exige explicaciones...

 

Pero he crecido ya en 43 quimeras

43 ventanas que se cierran

43 el dolor innumerable.

 

Ahora lindo con los náufragos

Y con los lazaretos.

 

Mi estar es ese límite

a donde el ser no llega

¡Un motivo! : La historia

que gira sin saberlo

como la tierra deriva

del sol y de la sombra.

 

Y el pájaro

-quién llora por el pájaro-

- por el pájaro lloro

por el gorjeo que ya no me refiere

sobre el vidrio del techo

asoman sus patitas

recoge algunas migas

se va y es para siempre-

“Never more” de un jilguero

que se lleva el cielo en manta azul

cuenco tibio que dio luz a la dicha

 

- Por que secan tus ojos-

- Porque he llorado un mes o tres

y no hubo río

ni ascendente camino de la pena

ni isla posterior que abra su cáliz

 

Diré preguntas.

Diré lo que me es dado decir.

Diré si es que amanece...

 

 

En vísperas de un salto

 

En vísperas de un salto

“alguien llora en la sombra”

Ella en su hueco  ingenia

acrobacias de hielo.

 

Ha sido de su siglo

silenciosa testigo

dio esperanza al absurdo

nervadura al ensueño.

 

Santificó al ángel trunco

por amor  a lo imperfecto.

 

En vísperas de un salto

quién  repite mi nombre

calmándome en el signo

que da luz al sosiego

 

“Haz de tu cuna  causa

en los escombros

rebeldía del derrumbe

es esta cuna humana

que siempre se principia.

 

y dirás otro tiempo

el sitio innominable

qué sueñan los suicidas

un día antes del fin

meticulosamente

un minuto antes del cáliz

que se burla en la copa

con la voz de los otros

Los  que dieron a Sócrates

su elixir de cicuta,

o inventaron los cuervos

que robaron a Vincent

 

y dirás en tu réquiem

la cúpula infinita

de este cielo en hondura.

 

Es que existe infinito

sin cálculo, ni hipótesis

no lo hieren memorias

ni admonitorios preámbulos

 

la cuna en los escombros

otra vez será luz.

nadie podrá negar

esta nueva estatura.


He soñado muros

He soñado  muros, piedra contra piedra

apiñándose en caída, atrás las llamas.

 

La muerte y la lujuria de hacerse realidad

 

Has dado fruto hábil Dios de la infamia.

Hoy la tierra es sólo una granada.

Ayer fluyente diáfana

grávida y aérea en sus pliegues de cuna.

 

Hoy una ácida  furia en los confines

de la  anterior ternura.

Cada respiración es un niño en su ángel

un  vientre en su clausura

un anciano en sus huesos

 

Y he soñando bien como se sueña

cuando toca  fondo al pecho la angostura

Y de ojos abiertos el humano

mira su propia lápida y su origen

 

He soñado en vigilia  un sueño que no es mío.

 

Apártalo de mí

pobre dios sin naciente

es demasiado amargo

el cáliz que ahora bebo.

 

 
   
Publicidad  
   
Hoy habia 16454 visitantes (29229 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=