MARTA OLIVERI ESCRITORA
 
  ANTOLOLGÍA DEL DESAMPARO libro1º
  Las palabras del loco...
  Elogio a La Locura I
  “INRI” .Foto Raul Villalba
  Elogio a la locura II
  ELOGIO A LA LOCURA lll
  Aquellos locos no “;egregios”;
  Pinceladas
  VINCENT
  ALEJANDRA
  Segundo poema
  EPÍLOGO
  EL ÚLTIMO SENTIDO DE NOMBRAR : Foto Raul Villalba
  A quién estoy diciendo
  Haikus
  Semblanza
  Dios subterráneo
  LLega un punto...
  Sigilosamente
  Pequeña plegaria
  Debes rescatar lo acontecido.
  El Poeta ha dado a luz el desamparo
  Neología
  LAS HIJAS DE LILITH
  Rebelión
  Niña Monstruo
  El Último sentido de nombrar. Foto Raul Villalba
  Lilith
  REBELION DEL ANGEL
  DE REBELION DEL ANGEL : Tuve un Sueño
  Plegaria para mi nombre
  REBELION DEL ANGEL El Nuevo Templo
  REBELION DE ANGEL 1
  EL OTRO INFIERNO
  2ª parte del OTRO INFIERNO
  Fin de ANTOLOGIA DEL DESAMPARO
  Dejaré este mundo despojada
  Obra completa de Marta Oliveri
  ANSIAS DE MORIR (monólogo)
  Libro de visitantes
  Lista de links
  Mejores Fografos
  Elogio a la Locura
ELOGIO A LA LOCURA lll


                 Si todo fuera como el mar.

Y la locura un sueño entre cristales

 

“Dejadme dolerme, si lo queréis, mas dejadme despierto de sueño con todo el universo metido aunque fuera a las malas en mi temperatura polvorosa”

Cesar Vallejo

 

 

 

 I

 

Si todo fuera como el mar.

Y la locura un sueño entre cristales

que de un barco abandonado

que el  remolino quiebra.

Y entrar  en  ella consistiera

en ese gesto brumoso del soñante

que entre ser y no ser se precipita.

Y más allá del límite, como a veces ocurre,

acogiera al soñante el misterio del  vuelo:

El mismo añejo vuelo que perdimos

desplegando en los vientos su osadía,

su  potencia impotente de vigila.

 

 

Esa gran maravilla

de arrancarse  para siempre la cruz,

hermano absurdo.

Ah, culpa sin porvenir,

Cáliz de furia.

 

De la cruz, para siempre

abrigando la herida

como un niño  va a la cuna

en brazos de su madre

(ay, cuenca de añoranza)

como un ángel perdido

reedita el paraíso.

 

No hay riqueza más honda

que este vuelo:

Sueño de los sueños

conquistando lo eterno.

 

Doy por él mi vergüenza,

mi sentido, mi llave,

y el pedestal magnífico

de una vida correcta.

 

Doy por él mis cadenas,

Mentidas en nidales

donde reptan las fábulas

de los hombres acríticos.

 

Doy la  fama extraviada

que se ahoga en sus mieles,

circular  embeleso

que  devora su origen.

 

Nada es mayor en este mundo

que una locura azul

en el umbral del verbo.

 

Nada tiene mayor sentido

que la tormenta

que llora nuestro llanto

que el volcán

que exhala nuestra  ira

que el deseo infinito

de la fuga.


 
 
   
Publicidad  
   
Hoy habia 16454 visitantes (29245 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=