MARTA OLIVERI ESCRITORA
 
  ANTOLOLGÍA DEL DESAMPARO libro1º
  Las palabras del loco...
  Elogio a La Locura I
  “INRI” .Foto Raul Villalba
  Elogio a la locura II
  ELOGIO A LA LOCURA lll
  Aquellos locos no “;egregios”;
  Pinceladas
  VINCENT
  ALEJANDRA
  Segundo poema
  EPÍLOGO
  EL ÚLTIMO SENTIDO DE NOMBRAR : Foto Raul Villalba
  A quién estoy diciendo
  Haikus
  Semblanza
  Dios subterráneo
  LLega un punto...
  Sigilosamente
  Pequeña plegaria
  Debes rescatar lo acontecido.
  El Poeta ha dado a luz el desamparo
  Neología
  LAS HIJAS DE LILITH
  Rebelión
  Niña Monstruo
  El Último sentido de nombrar. Foto Raul Villalba
  Lilith
  REBELION DEL ANGEL
  DE REBELION DEL ANGEL : Tuve un Sueño
  Plegaria para mi nombre
  REBELION DEL ANGEL El Nuevo Templo
  REBELION DE ANGEL 1
  EL OTRO INFIERNO
  2ª parte del OTRO INFIERNO
  Fin de ANTOLOGIA DEL DESAMPARO
  Dejaré este mundo despojada
  Obra completa de Marta Oliveri
  ANSIAS DE MORIR (monólogo)
  Libro de visitantes
  Lista de links
  Mejores Fografos
  Elogio a la Locura
Elogio a La Locura I




Elogio
a La Locura

 

I

 

Escribe hermana,

la palabra que aúlla

la que dejó contra el muro

su  perdigón de auxilio:

Esa alquimia extraña

de amanecer y furia.

 

Si es tarde ya

y la sábana suda

tus criaturas de hielo

y la sed que da a luz

el real templo 
del pecho,

mucho antes que a Dios

y su iglesia de fábula,

quedó en fangosa sed de alcantarilla.

 

Antes de que te sitien el corazón:

 

ESCRIBE.

 

Y escribe en la demencia

para entender la muerte

de tus muertos amados

para hablar de los vivos

que arrebató el silencio.

Y hoy  predican la música

de las notas ausentes

 

 II

 

 Deja la carta inútil en la botella

que rodará hacia el mar eternamente.

Toma el oro que los otros desprecian:
Dale mar a tus rejas

esa arena de fuego descendido.

Siente en tu boca  el sabor de las cerezas

que sólo se abre al suicida

o al amante absoluto.

Y escribe sobre el ángel

del devenir de Heraclito.

sobre los disconformes

de este mundo feliz,

los que huyen de “Omelas”

o del cruel paraíso.

 

Y canta a la Utopía

que aun pueril nos consuela.

con las sílabas torpes

de un  himno que amanece.

que hondee tu prisión

 

Pon alas a tu cuerpo

entre asépticas correas

hasta volverlo en pájaro

un latido de viento.

 

Que ha muerto la locura

pero no su poesía.

Que la palabra es cuna

que ahuyenta el sufrimiento:

 

 

III

 

Federico arrebatado

con polizón de nardos

vuelve con el pez de sombras

que abre el camino del alba

 
Vallejo muere en París

con aguacero

pero en su amargo cáliz

aún le habla a la infancia.

 

Baudelaire descansa,

pero no el azul albatros

tan torpe en esta tierra

tan bello en las alturas.

 

Y Alejandra pide

con el  dolor del verbo

que la ayuden

a no pedir ayuda.

 
   
Publicidad  
   
Hoy habia 16454 visitantes (29224 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=