MARTA OLIVERI ESCRITORA
 
  ANTOLOLGÍA DEL DESAMPARO libro1º
  Las palabras del loco...
  Elogio a La Locura I
  “INRI” .Foto Raul Villalba
  Elogio a la locura II
  ELOGIO A LA LOCURA lll
  Aquellos locos no “;egregios”;
  Pinceladas
  VINCENT
  ALEJANDRA
  Segundo poema
  EPÍLOGO
  EL ÚLTIMO SENTIDO DE NOMBRAR : Foto Raul Villalba
  A quién estoy diciendo
  Haikus
  Semblanza
  Dios subterráneo
  LLega un punto...
  Sigilosamente
  Pequeña plegaria
  Debes rescatar lo acontecido.
  El Poeta ha dado a luz el desamparo
  Neología
  LAS HIJAS DE LILITH
  Rebelión
  Niña Monstruo
  El Último sentido de nombrar. Foto Raul Villalba
  Lilith
  REBELION DEL ANGEL
  DE REBELION DEL ANGEL : Tuve un Sueño
  Plegaria para mi nombre
  REBELION DEL ANGEL El Nuevo Templo
  REBELION DE ANGEL 1
  EL OTRO INFIERNO
  2ª parte del OTRO INFIERNO
  Fin de ANTOLOGIA DEL DESAMPARO
  Dejaré este mundo despojada
  Obra completa de Marta Oliveri
  ANSIAS DE MORIR (monólogo)
  Libro de visitantes
  Lista de links
  Mejores Fografos
  Elogio a la Locura
Sigilosamente



Sigilosamente como el mar vence la roca

su original belleza de memorias y espinas,

de corales y pliegues que hablan del origen

la parsimonia sádica del siglo

da un rito de rompiente su venenosa espuma

y allí donde amanece se inaugura un eclipse.

Quién es el asesino, el verdadero

Y quién es loco o el suicida

 Quién es el poeta condenado  por la palabra excesiva

Y el sueño inadmisible.

 

No hay más que una verdad

y  es la metáfora.

Metáfora el humano

con su pesar sin huellas.

Si leyeras su libro verías día tras día,

que el despertar diario

la noche derramada

dicen toda la historia,

 lo que la historia esconde:

ese inicio pretérito de un niño en abandono.

 

Lo demás es sólo un rito de infamia acorralada

un cielo insoportable para los ojos miopes

de un telescopio queno ha alcanzado a Dios.

 

No digas mas...

Silencio...

 

Acaba de morir un niño

de este lado del mundo.

Una mujer clava un puñal

sobre el pecho partido

una herida más antigua que su edad.

Quién impulsa esa mano:

la tristeza innombrable.

Sólo es suicida aquel

que amó con desmesura la vida...

la muerte aunque su muerte

nunca será la suya.

 

Silencio...

 

 hay muchas voces

de este lado del mundo.

No puedo oír el suave

crepitar del ángel.


 
   
Publicidad  
   
Hoy habia 16454 visitantes (29221 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=